Según cálculos de la Organización Internacional del Trabajo, con las tendencias actuales tardaremos setenta años para llegar a hablar de una igualdad en el área laboral. Se sabe que esta brecha salarial en Jalisco ronda el 20 por ciento, y varía según la región.

En el tercer programa de Ambos Lados, nuestra invitada, la doctora  Raquel Edith Partida Rocha, galardonada recientemente con el premio Francisco Tenamaxtle que otorga la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Jalisco, nos habló del mundo laboral para las mujeres del estado y las principales problemáticas que enfrentan en una economía globalizada.

En su opinión, “las políticas públicas tienen que reconocer la importancia de que las mujeres se incorporen en el mercado laboral y salgan del mundo estrictamente reproductivo, para integrarse a producir económicamente, lo que les pondría en una posición de empoderamiento frente a una economía altamente productiva y competitiva.”

Según relató en entrevista, México durante muchos años, culturalmente no consideró que la participación de las mujeres en el mundo laboral fuera importante. Ahora la situación es diferente, factores externos llevan a considerar la fuerza laboral de las mujeres como una cuestión estratégica en el desarrollo del país, y el estado se ve obligado a crear políticas públicas en pos de garantizar los derechos de las mujeres en el mundo del trabajo, así como en diferentes sectores productivos en el estado.

Estos sectores productivos en Jalisco son, por ejemplo en el mercado formal, las maquiladoras, donde la tecnología ha cambiado los procesos de producción: “el estado de Jalisco se caracterizó por muchos años de tener una empresa maquiladora principalmente para mujeres, estas empresas maquiladoras ya han cambiado de rubro, se han ido hacia las altas tecnologías y nuevas tecnologías, han modificado el mercado laboral porque las mujeres no hacen ya solamente trabajo de maquila, sino que hacen también artículos de innovación”, indicó.

En la industria textil, del calzado y de la confección, también se encuentra mano de obra femenina. En esta última, el trabajo es también formal, en la modalidad de maquila domiciliar, que se encuentra principalmente a los alrededores de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), lo que la experta consideró una situación de deterioro: “donde se encuentra la mayor participación del empleo en las mujeres es donde hay salarios poco pagados, con pocas prestaciones sociales y eso nos pone en una condición de desigualdad de género entre mujeres y hombres”, enfatizó.

En conclusión, el hecho de ser mujeres implica no tener acceso a los mismos derechos ni las mismas posiciones laborales ni económicas.  Las políticas están diseñadas para que los hombres lleguen a puestos importantes como direcciones o gerencias, mientras que las mujeres aún hoy, se encuentran en franca desventaja.

Escucha la entrevista completa con la Doctora Edith Raquel Rocha Partida aquí.

Foto: Prensa U de G

Advertisements